Baños de piedra natural

La piedra natural es la solución perfecta para decorar un baño con estilo propio. Gracias a las bondades de este material, podemos crear ambientes agradables y muy estéticos, aportando originalidad, elegancia y una durabilidad que nos permitirá disfrutar de este rincón de nuestro hogar durante mucho tiempo. En la entrada de hoy os vamos a mostrar las piedras naturales más empleadas para los baños, tales como el mármol o el ónix y las principales ventajas que poseen.

Los estilos de baños

Cuando decoramos un cuarto de baño casi siempre buscamos funcionalidad y sencillez, aunque sin renunciar nunca al diseño. En este sentido, la piedra natural en bruto es perfecta para baños rústicos, mientras que otras variedades con un acabado pulido son muy adecuadas para ornamentaciones más minimalistas. Incluso puedes ser atrevid@ y mezclar este tipo de superficies para crear contrastes muy atractivos.

Los baños de mármol

Posiblemente la piedra natural más utilizada en los baños es el mármol, ya que posee unas características físicas que las hacen muy adecuadas para este cometido. Son resistentes a los golpes, la tensión y los cambios bruscos de temperatura, así como a otros elementos agresivos como la humedad o la abrasión.

Su belleza y elegancia sobresalen y es una excelente apuesta para un espacio con personalidad que rebose tranquilidad. El mármol se trabaja en múltiples formas: cuadradas, redondas o simétricas, de pie, encastrado o situado sobre encimeras y pedestales. También dispone de distintos acabados, siendo el pulido el más habitual por ese brillo tan característico que produce.

Otra de las ventajas de esta piedra natural es la gran cantidad de tonos distintos que tenemos para elegir, desde blancos, grises, mates, cremas o tonos tierra, que combinan sin problemas con cualquier tipo de decoración o proyecto que tengas en mente.

Además, el mármol es muy cómodo y fácil de limpiar, un aspecto que siempre tenemos que considerar a la hora de elegir el material de nuestro baño. Por ello, tanto para hogares como espacios públicos (hoteles o restaurantes) se trata de una elección perfecta para garantizar la higiene y una impecable presencia.

Los baños de travertino y ónix

El travertino, una de las variedades más selectas del mármol y ofrece grandes posibilidades a la hora de diseñar nuestro baño de piedra natural. Se trata de un material menos pesado que el normal y además posee un característico color miel que lo hace muy apreciado desde el punto de vista estético.

Por su parte, el ónix es una piedra menos usada, una oportunidad de desmarcarte de las tendencias mayoritarias. Destaca por sus colores negros y verdosos que resultan muy atractivos en todo tipo de superficies, con un pulido de calidad que produce un brillo elegante y extraordinario.

Acierta siempre con la piedra natural

En resumen, los lavabos de piedra natural son una opción muy acertada si queremos mostrar nuestra personalidad y sorprender con unos diseños totalmente originales. Son elegantes, resistentes y cómodos de limpiar, perfectos tanto para una decoración tradicional como para otra más moderna.

Si quieres alucinar con baños construidos en piedra natural y coger ideas para tu futuro baño, echa un ojo a este artículo de Estilo y Deco.

Foto: digsdigs.com