Consejos para comprar piedra natural

En la entrada de hoy os vamos a mostrar algunos consejos para elijáis la piedra natural que mejor se adapte a vuestras necesidades, hablaremos de los distintos acabados que existen, así como las medidas y tamaños más habituales. De esta forma seréis capaces de adquirir el material perfecto para vuestro pavimento de interior o exterior, recubrimiento, encimera, baño o cualquier otro tipo de mobiliario.

Ten claro lo que quieres, no un modelo concreto

Es prácticamente imposible enumerar todos los tipos de piedra natural que existen, ya que en el mercado podemos encontrar miles de variedades y cada día asistimos al nacimiento de otras. Por este motivo, los catálogos muestran solo las rocas que se están extrayendo en cada país, además de las que llegan de distintos lugares mediante acuerdos o comercio. Es decir, todo está limitado a la disponibilidad, así que en lugar de elegir un modelo en concreto es mejor tener en mente una idea clara de lo que quieres y estar abierto a todas las opciones posibles para tu proyecto. De hecho, puede que esa variedad de piedra natural que llevas años dándole vueltas simplemente ya no exista.

Las piedras naturales y su homogeneidad

Algunas piedras naturales tienen el mismo tono, sobre todo si son lisas. Aun así, es normal encontrar diferencias sutiles como por ejemplo blancos más claros o ligeramente amarillentos. Sin embargo, cuando se trata de veteados y de dibujos naturales de la piedra debes tener en cuenta que la variedad será muy grande, algo que es muy positivo para dar carácter y jugar con estos motivos distintos. Según tus preferencias o necesidades deberás elegir entre una variedad u otra.

Los acabados de la piedra natural

También hay que tener en cuenta el acabado que vamos a darle a nuestra piedra natural, que ayuda a realzar su belleza y sirve para un cometido en concreto. Los más usuales son el pulido, el apomazado, el serrado, el abujardado, el envejecido o el flameado, que se adaptan sin problemas a distintos tipos de usos como suelos, paredes, muebles, interiores o exteriores. No todos los acabados están disponibles para cada piedra y producen distintos efectos dependiendo del material que vayamos a utilizar.

Las dimensiones de la piedra natural

El tamaño adecuado para la piedra natural está estrechamente relacionado con la utilización que vayamos a darle. No obstante, existen una serie de medidas estándar que son excelentes para los principales usos de este material. En este sentido, podemos encontrar diminutas teselas para mosaicos que son de 1 centímetro x 1 centímetro, con las cuales podemos confeccionar intricados dibujos y diseños, perfectas para una decoración compleja y única.

Si necesitamos algo más grande tenemos unas baldosas de piedra natural de 1,20 metros x 1 metro o incluso mayores. No obstante, las medidas más usadas son las baldosas de 60 centímetros x 30 centímetros, las de 60 x 60 y las de 1,20 x 60. Ten en cuenta que estos tamaños están determinados por el fabricante y pueden variar ya que no solo están basados en cuestiones estéticas, sino que dependen del tamaño de los bloques extraídos en la cantera. El objetivo de perder el mínimo material posible.