Consejos para elegir pavimentos de piedra natural de exterior

Los pavimentos de exterior son esenciales a la hora de diseñar la decoración de tu hogar ya que es la primera impresión que los visitantes se llevan. Por este motivo, hay que ponerle el mismo cuidado que la interior y una de las mejores elecciones que tenemos a nuestra disposición es la piedra natural, un material que se adapta a diversos estilos sin problemas y que destaca por su enorme belleza, resistencia y durabilidad. En la entrada de hoy os vamos a mostrar una serie de consejos para que escojáis el mejor pavimento para la casa.

¿Qué material escoger?

Tenemos que estar completamente seguros de que el material escogido es apto para exteriores. Puede parecer una obviedad, pero en el mercado actual existen una gran cantidad de pavimentos que se publicitan como tales y en realidad no lo son. Por este motivo aconsejamos elegir la piedra natural, ya que soporta a la perfección los cambios térmicos abruptos, la contaminación y suciedad que hay en el ambiente, así como los efectos climatológicos más adversos.

No recomendamos elegir productos como la cerámica o el hormigón, que además de no tener tantas posibilidades decorativas no soportan los rigores propios del exterior. Ten en cuenta que además del desembolso inicial en materiales e instalación es necesario realizar tareas de mantenimiento periódicas, por lo que a la larga los elementos de baja calidad pueden suponer un enorme desembolso en arreglos y cuidados.

Elige dependiendo del clima

También debemos tener en cuenta el clima donde nos encontremos. Es decir, no es lo mismo elegir el material para el pavimento exterior de una casa que debe aguantar frecuentemente lluvias y heladas que otra que disfruta del sol y el calor más intenso durante todo el año. En el primer caso es necesario escoger un material que además de soportar el frío y las lluvias tenga propiedades antiadherentes. Mientras que en el segundo la mejor opción pasa por materiales que no se decoloren por su exposición constante al sol y que no conserven el calor, de forma que no aumenten la temperatura de la casa ni puedan provocar accidentes si alguien se apoya en la pared.

La mejor opción para cada función

Además del clima, hay que tener muy claro la función que ha de cumplir el pavimento de exterior, ya que por ejemplo no es lo mismo el suelo de una terraza que la superficie que está alrededor de una piscina. En este último caso es indispensable elegir materiales que no transmitan la temperatura y que no resbalen. Y por supuesto, que no se deterioren al estar en contacto directo con el agua.

La piedra natural apenas requiere mantenimiento

En ocasiones ideamos decoraciones de exterior que debido al escaso tiempo del que disponemos no podemos cuidar como se merece. Este es otro punto a tener en cuenta y en este sentido la piedra natural es excelente ya que posee una gran vida útil sin necesidad de mantenimiento constante. Olvídate de materiales artificiales que son muy caros y requieren demasiada atención, la piedra natural es la mejor solución.