Consejos para elegir una encimera de granito

Hoy en día existen muchas posibilidades a la hora elegir el material para nuestra encimera de cocina y es normal que la decisión se vuelva complicada. La variedad es enorme, abarcando cristales sintéticos, cerámicas, plásticos y piedras naturales. En la entrada de hoy vamos a hablar de los beneficios del granito y los motivos por los que debería tener una presencia destacada en tu hogar.

Características del granito

El granito suele ser la opción favorita por la mayoría de consumidores. En este sentido, aproximadamente un 45% de las encimeras están construidas con esta piedra natural, que destaca por su resistencia y durabilidad, así como matices de colores y veteados que provocan que cada pieza ser única. Por si fuera poco, el mantenimiento es muy sencillo y es excelente para situaciones de calor y humedad propias de una cocina.

Hay que tener en cuenta que el granito es un material ecológico y totalmente natural, abarcando también los procesos de extracción. No transmite el calor y es un excelente aislante, además de ser muy complicado que se raye. Para evitar que se manche y decolore, simplemente hay que sellar la piedra con los productos adecuados tras su instalación. De esta forma, no habrá problemas si de derraman aceites y elementos ácidos en la superficie.

¿Cómo elegir el mejor granito para mi encimera?

Ten en cuenta que el granito suele tener veteado. Esto puede ser un problema para algunos diseñadores a la hora de crear una fachada. Sin embargo, cuando se trata de encimeras se convierte en un valor añadido, ya que lo que queremos es mucho dinamismo, variedad de colores y movimiento. El color general debe ir en sintonía con los muebles de nuestra cocina, así como los electrodomésticos para crear un conjunto perfectamente integrado.

Encontrar algunos colores puede ser complicado. Por ejemplo, los granitos blancos y negros intensos suelen evidenciar más las imperfecciones. Además, en su composición no contienen cuarzo, por lo que se van a desgastar más que el resto y son menos resistentes a los rayones y manchas de aceite, requiriendo mayor atención y cuidado.

¿Cuánto granito vas a necesitar?

Para responder a esta pregunta tienes que tener muy claras las dimensiones de la nueva encimera y cómo quedarán cada una de las partes cuando se corten. En algunos casos, será indispensable usar algún tipo de junta dependiendo del diseño, sobre todo a la hora de fabricar piezas en forma de L. Por norma general, las encimeras tienen un grosor de 2 a 3 centímetros y existe la posibilidad de superponer dos piezas.

Y por último, vamos a hablar de los posibles acabados de las encimeras de granito. Tradicionalmente el pulido ha sido el más demandado, pero en la actualidad los diseñadores están abriendo sus opciones y se decantan por apomazados o texturizados, para así evitar el brillo y encajar mejor con los demás muebles. Se trata de texturas agradables que además permiten un deslizamiento óptimo de los recipientes sobre la superficie, algo indispensable para facilitar todo tipo de tareas en la cocina.

Foto: Silestone