Decora el interior de tu hogar con piedra natural

Siempre se habla de las bondades de la piedra natural como revestimiento exterior, pero en la entrada de hoy vamos a hablar de las diferentes aplicaciones que el mármol, granito, pizarra, caliza y areniscas puedes aportar al interior de nuestros hogares. Y es que la gran variedad de colores, tamaños y texturas que puedes encontrar en la actualidad se adaptan sin problemas a todo tipo de ambientes y tendencias decorativas.

Elegir el acabado adecuado

Una de las primeras cosas que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir el revestimiento adecuado para el interior de la vivienda es su acabado. En este sentido, hay que prestar especial atención a nuestras necesidades. ¿Estás buscando piedra natural para el suelo? En este caso los flameados o serrados son excelentes opciones, ya que además de su componente estético tienen propiedades antideslizantes.

Opciones decorativas

También tenemos que considerar el grado de protagonismo que le vamos a dar a la piedra natural, que depende estrechamente del diseño en su conjunto. Por ejemplo, imagina que queremos instalar una chimenea en mitad del salón y que se convierta en el centro de atención. En este caso revestirla con piedra natural podría ser la mejor opción, ya que con la iluminación correcta su presencia destacará y dotará a tu espacio de interior de un aspecto cálido y tradicional.

Pavimentos de piedra natural

Como hemos visto, la piedra natural también puede acompañar a la decoración de tu hogar en forma de pavimento para suelos. Como se trata de elementos que han de resistir un desgaste continuo lo mejor es elegir aquellas variedades que son especialmente duraderas, como por ejemplo la cuarcita. Las baldosas con texturas irregulares y aspecto envejecido harán tu recibidor mucho más acogedor.

Pero la cuarcita no es la única opción que tienes para los pavimentos, ya que la caliza (especialmente con acabado apomazado) también presenta unas características de dureza similares, otorgando una enorme claridad a cualquier habitación. O la pizarra, que se integra en ambientes más contemporáneos. Y no podemos olvidarnos del mármol, perfecto para aquellos que les gusta un estilo tradicional y que combina a la perfección con una decoración de tipo vintage.

Revestimientos para fachadas

En espacios amplios como por ejemplo el salón o el comedor, la piedra natural es una excelente opción para delimitar las distintas zonas de la casa. Las placas rectangulares ayudan a dar profundidad y suelen utilizarse mucho últimamente como fondo en estanterías y bibliotecas, así como para destacar algún elemento decorativo en concreto.

Además, la piedra natural se adapta sin problemas a todos los estilos y tendencias actuales. ¿Quieres un acabado más rústico? Lo tendrás sin problemas usando por ejemplo piedra caliza, que recrea el ambiente de una casa rural. ¿Prefieres un estilo marcadamente vanguardista? Pues tienes a tu disposición la pizarra negra que dará un toque de sofisticación a tu hogar y que es ampliamente utilizada en las decoraciones nórdicas o industriales.

Y por último, hablemos del baño y la cocina, donde predominan las cuarcitas y los granitos, perfectos para todo tipo de revestimientos, de gran dureza y que son muy fáciles de limpiar. Los granitos pulidos son los más resistentes de todos y darán un aspecto único a esta parte tan importante de tu vivienda.

Aquí te dejamos algunos ejemplos de casas decoradas con piedra natural para que puedas coger ideas.

¡Esperamos que te encanten como a nosotros!