Decora tu chimenea con piedra natural

En la entrada de hoy os vamos a dar una serie de consejos para elegir el mejor revestimiento de piedra natural para la chimenea, algo muy recomendable si tenemos en cuenta sus cualidades estéticas y enorme resistencia. Además, existen pocos materiales que consigan crear ese ambiente tan acogedor en una de las zonas más concurridas de nuestro hogar.

Elige el material adecuado

Antes de comenzar con la instalación, hay que tener especial cuidado en elegir la piedra natural más apropiada para el recubrimiento de la chimenea. Por supuesto, lo que buscamos es un material que además de bello sea capaz de resistir temperaturas muy altas. Y además de la piedra natural, también tendremos que tener en cuenta el cemento y otros materiales a emplear para evitar que en el futuro el revestimiento se desprenda.

La piedra natural posee una enorme tolerancia térmica, por lo que puede soportar el calor que emiten las chimeneas y todo tipo de estufas sin problemas. Y lo mejor de todo es que mientras no haya contacto directo con el fuego no se deteriorará. Por ello, se trata del material idóneo para la decoración tanto en interiores como en fuentes de calor situadas en el exterior.

Características de la piedra natural

Si eliges un revestimiento de piedra natural para tu chimenea podrás tener la garantía de una fijación total y la certeza de que las diferentes piezas permanecerán estables a lo largo del tiempo. Además, son muy fáciles y cómodos de instalar y no requieren de mano de obra especializada ni producen el desorden de otros trabajos habituales.

Su vida útil es mayor que cualquier material artificial que puedes encontrar en el mercado y además supera todos los estándares de calidad y seguridad que exigen las normativas actuales. Por todo ello, la piedra natural es la mejor opción que existe en la actualidad para todo tipo de revestimientos de interior y exterior, fachadas, pavimentos y por supuesto chimeneas.

¿Cuáles son las piedras naturales más adecuadas? Eso dependerá del tipo de decoración que busques y las características de tu hogar. Si no lo tienes demasiado claro prueba con pizarras, basaltos, cuarcitas, calizas o areniscas, opciones todas ellas con las que no te podrás equivocar.

Consejos para su instalación

Si eres un manitas y consideras que estás preparado para instalar por ti mismo paneles de piedra natural en la chimenea, a continuación te vamos a dar unos consejos para que todo salga a la perfección.

La superficie donde se situará la piedra debe estar totalmente nivelada y a plomo. Es buena idea recrear primero en el suelo el diseño que quieres para tu chimenea, ya que te dará una idea aproximada del resultado final y así podrás cambiarlo mientras aun estás a tiempo.

Si picas los muros podrás aumentar la adherencia del cemento que uses, por lo que esta tarea aunque un poco tediosa puede dar excelentes resultados a largo plazo. Y ya que hablamos del cemento, elige uno que tenga suficiente flexibilidad como para tolerar los bruscos cambios térmicos y las elevadas temperaturas.

Puedes echar un vistazo a este artículo sobre diferentes tipos de decoración con piedra para chimeneas rústicas.