El mármol travertino

En la entrada de hoy vamos a hablar del mármol travertino, una de las piedras naturales de mayor calidad que existen y que destaca por su carácter poroso y color amarillo claro. Formado a partir de depósitos de carbonato de calcio, se usa desde la época del Imperio Romano para la ornamentación y la construcción, siendo muy apreciado por sus bondades estéticas.

Características del mármol travertino

Se trata de una piedra apta para zonas de interior o exterior, formada a partir de calcita y yeso. El 99% de los materiales del mármol travertino son incoloros, sin embargo, el 1% restante presenta trazas de azufre amarillento (sobre todo hierro pardo y otros pigmentos orgánicos) que le otorgan ese característico color miel. Su porosidad es debida en parte a las burbujas de gas que con frecuencia se quedan atrapadas entre las capas de la roca, formando unos huecos esféricos.

Elegancia y calidad

Todo ello conforma una piedra natural con tonos amarillentos, blanquecinos y beige claros, con aspecto suave y muy elegante. Un auténtico placer para la vista que ofrece mil posibilidades distintas a la hora de jugar con el espacio y que ha formado parte de los mejores monumentos y casas señoriales de nuestra historia. Pero además de este exquisito placer estético, el mármol travertino es muy apreciado por sus propiedades, que le confieren una enorme resistencia y durabilidad. Es por este motivo que se encuentra entre las piedras naturales más utilizadas en la decoración.

Propiedades naturales

Esta variedad de mármol es realmente resistente a la flexión, así como a los cambios de temperatura y otros elementos agresivos externos, tales como la abrasión o la humedad. Esto le confiere una enorme durabilidad y dureza, convirtiéndolo en el material ideal si queremos que dure toda la vida.

Y por último y no menos importante, se trata de una roca que es muy fácil de limpiar y mantener, algo esencial a la hora de elegir el material más adecuado para nuestra casa. Su belleza está fuera de toda duda, con una personalidad y elegancia capaz de crear ambientes exclusivos y muy originales.

Versatilidad y belleza

Debido a sus propiedades naturales, el travertino es una piedra muy versátil que se emplea en multitud de espacios. Uno de los más utilizados es el baño, donde podemos encontrar con frecuencia lavabos de mármol, aunque también es muy habitual verlo en muros y pavimentos tanto de interior como de exterior.

En el mercado está disponible en tres acabados distintos. El natural tiene un aspecto más rústico y conserva su porosidad, siendo una opción excelente para exteriores. Por su parte, los pulidos y mates sellan la superficie con ayuda de una pasta especial y le proporcionan un mayor brillo, al mismo tiempo que aumentan su durabilidad.

Por lo tanto, si estás buscando una piedra natural para realzar la ornamentación de tu casa, te aconsejamos que tengas muy en cuenta el mármol travertino, una roca de gran belleza y calidad que forma parte de algunos de los edificios más emblemáticos de la historia.