Ideas para decorar jardines con piedras rústicas

La piedra natural destaca por poseer una infinidad de tamaños, colores y formas distintas, algo que es de inestimable ayuda para tus diseños de jardines y otros espacios de exterior. Además de no poner límites a tu imaginación, destaca por su enorme resistencia, versatilidad y calidad. En esta entrada vamos a sugerir algunas ideas para este material que puede usarse tanto en la decoración como en los revestimientos.

Las fachadas de exterior

Las fachadas que están en el exterior y además cerca de vegetación sufren por el continuo desgaste producido por la humedad y las manchas que se incrustan en el material. Una de las mejores soluciones para revestimientos de muros es la piedra natural, decorativa, duradera y con propiedades aislantes que ayudarán a que se mantenga como el primer día. Una de sus grandes ventajas es que las tareas de mantenimiento son mínimas y pueden durar cientos de años con un aspecto impecable, por lo que la inversión inicial está más que justificada, ya que a largo plazo no tendrás que preocuparte por nada.
Las piedras y fuentes de agua
Las fuentes de agua poseen un indudable atractivo estético y capacidad relajante, por lo que suelen ser un elemento habitual en todo tipo de jardines y espacios de exterior. Si estás buscando un diseño que sea original pero no quieres gastarte una barbaridad de dinero, la piedra natural es tu mejor opción. Se adapta sin problemas al espacio elegido y solo es necesario hacer un orificio para que pase la manguera y parezca que el agua brota desde la misma piedra.

Cascada de piedras

Las cascadas de piedra van a otorgar a tu jardín una presencia increíble. Se pueden comprar ya ensambladas, pero si elegimos nosotros las piedras y el diseño podremos hacer combinaciones que encajen a la perfección con lo que tenemos en mente. Se construye muy fácilmente, ya que solo hay que apilar distintos tipos de piedra y dejar que el agua fluya libremente sobre ellas, una alternativa muy original y llamativa a las fuentes que hemos comentado más arriba.

Recubrimiento de terrazas

Si quieres un acabado de estilo rústico que sea elegante, fácil de limpiar y duradero, la piedra natural es sin duda la elección ideal. En el caso de exteriores puedes emplear variedades como el granito, que además de resistente tiene multitud de colores distintos para que elijas el que mejor encaja con tu espacio de exterior. Puedes recubrir el suelo formando baldosas, algo que evitará que nos resbalemos si la superficie está húmeda.

Cerramientos para el patio

Los jardines verticales están compuestos por pantallas de vegetación. Son muy bonitos, pero tienen la desventaja de requerir una atención constante. Una alternativa para cerrar los espacios o funcionar como separadores son las lajas grandes de piedra natural, que le dan un aspecto orgánico al espacio al combinar la vegetación con los paneles de roca. Se pueden conseguir resultados espectaculares en estilos tradicionales y también modernistas, con una presencia impactante y muy llamativa.