Mármoles de la Antigua Grecia que usan en la actualidad

La civilización griega nos ha dejado un sinfín de edificios y esculturas que tienen como elemento principal el mármol. En la entrada de hoy vamos a hablar sobre las variedades de esta piedra natural que estaban presentes hace miles de años y que aún en la actualidad se siguen vendiendo.

Mármol Pentelikon

Este mármol es el que se utilizó para levantar monumentos tan emblemáticos como el Partenón, el Erecteion o el Templo de Zeus dentro del complejo de la Acrópolis de Atenas. Todavía hoy podemos encontrar restos de este material en canteras situadas a más de 700 metros de altitud bajo el nombre de Dionyssomarble. A diferencia del anterior, que era de un color blanco puro, esta variedad es más grisácea.

Mármol de Tasos

Este tipo de mármol fue descubierto por los fenicios hace más de dos mil años. Desde entonces, la isla de Tasos se convirtió en uno de los centros de producción más importantes del mediterráneo y un puerto destacado en el comercio de la época. Sus canteras fueron explotadas posteriormente en épocas romanas y bizantinas y hasta Séneca mencionó una vez que los nobles se consideraban pobres si no eran capaces de tener un baño de mármol de Tasos.

Su aspecto brillante se debe a que esta piedra natural está formada por multitud de cristales y en la actualidad se extraen más de 15.000 metros cúbicos anuales, que se exportan a todos los puntos del planeta. Se trata del mármol más denso que existe, se consigue con hilo diamantado en lugar de explosiones y es muy adecuado tanto para interiores como exteriores.

Mármol de Naxos

Hace siglos el mármol de Naxos se extraía de las canteras de Apolo y era muy apreciado por su color blanco con matices de ceniza y veteados oscuros. Allí se encontró sin acabar el Coloso de Apolo, de más de 10 metros de alto y 50 toneladas que empezó a construirse con en este material. No se saben bien los motivos de que nunca se acabara, ya que la piedra no presenta taras. A lo mejor el mecenas del proyecto se quedó sin dinero o los trabajadores fueron apresados por piratas, algo habitual en los territorios costeros. Hoy en día no se extrae. Sin embargo, podemos encontrar la variedad Naxos Crystal que se saca en canteras de esta misma isla y que tiene un aspecto casi blanco y cristalino.

Mármol Rosa de Epiros

Estaba formado a partir de calizas compactas y destacaba por su color amarillento con sombras rosas y veteados rojos. Su contorno era gris, algo poco común, lo que aumentó su popularidad. El mármol Rosa de Epiros se encuentra en los baños de los palacios reales helénicos y edificios más recientes como por ejemplo el Museo Arqueológico de Atenas. Su producción era complicada, ya que durante la extracción se perdía gran cantidad de material, por lo que se reservaba a decoraciones puntuales. En la actualidad la cantera principal de mármol rosa está inactiva, pero existen algunos puntos secundarios de extracción que todavía funcionan.