Paneles de piedra natural

Los paneles de piedra natural son una de las mejores opciones que tenemos para proteger superficies como paredes y fachadas. Y es que a la enorme resistencia y calidad de sus materiales tenemos que sumar el encanto que poseen, que nos hace entrar en contacto directo con la naturaleza. Por todo ello, en la entrada de hoy vamos a hablar un poco de estos elementos y os mostraremos algunos consejos que esperamos os sirvan de ayuda.

Paneles premontados de piedra natural

Los paneles premontados de piedra natural tienen un diseño muy característico en forma de “Z”, que sirve para que no se noten las juntas tras su montaje. Por norma general se instalan sobre una base de cemento reforzado con un armazón metálico, para así aumentar su fijación. Una de sus principales ventajas es que se pueden colocar en grandes alturas gracias a su sistema de anclajes autónomos, que están incorporados en los propios paneles y aumentan en gran medida la seguridad.

Resistencia a las temperaturas extremas

Otro de los aspectos a tener en cuenta es su gran resistencia a los climas extremos, por lo que los paneles de piedra natural son una excelente opción para revestimientos de exteriores que sufren cambios bruscos de temperatura o se ven sometidos a las inclemencias de la intemperie. Y recuerda que su mantenimiento es mínimo, tan solo es necesario pasar un trapo mojado en agua limpia.

Gran variedad de materiales

En cuanto a los materiales a elegir, hoy en día puedes encontrar una enorme variedad de tipos de piedra como calizas, cuarcitas o pizarras que se adaptan sin problemas a las particularidades de cada vivienda. En una entrada anterior ya explicamos cada una de ellas con gran detalle. La solidez de estos paneles aportan un toque original que potenciará la luminosidad de cualquier estancia de tu hogar.

Instalación rápida y sencilla

Por si todo esto fuera poco, los paneles de piedra natural se instalan rápida y cómodamente. Esto supone un ahorro considerable, ya que puedes colocar 10 paneles premontados en el mismo tiempo que instalarías uno normal. Además, no requiere de mano de obra especializada ni hay costes añadidos porque apenas se desperdicia material. Se adaptan sin problemas a cualquier superficie de paredes y muros, tanto de interior como de exterior.

Un excelente elemento decorativo

Gracias a la combinación de texturas y colores podrás crear espacios bellos y funcionales, llenos de elegancia y equilibrio. Los paneles de piedra natural realizan una gran función como elementos decorativos, ya que consiguen realzar las paredes gracias a las formas de sus vetas, con colores que van desde los claros a los oscuros, abarcando tonos rojizos, marrones, amarillos o blancos.

Están disponibles en acabados naturales muy recomendables para exteriores. Y también con tratamientos que simulan el envejecimiento y suavizan la rugosidad de la piedra natural, convirtiéndolos en unos elementos perfectos para todo tipo de decoración de interiores.

Esta variedad nos permite dar un carácter distinto a cada estilo decorativo y con un poco de imaginación podemos crear espacios que conjuguen lo rústico o tradicional con lo contemporáneo.