Piedras areniscas

En la entrada de hoy vamos a hablar de las piedras areniscas, que son rocas sedimentarias formadas bajo la superficie de océanos, lagos y ríos durante un proceso que puede durar miles de años. Las características de estas piedras varían dependiendo de los materiales que se acumulen en su superficie, siendo el cuarzo el más abundante de todos y destacando por su brillo y acabado satinado.

Características de las piedras areniscas

Las piedras areniscas son muy resistentes a la erosión, el desgaste y la corrosión. Además, pueden cortarse y pulirse fácilmente para crear magníficos elementos decorativos que encajan a la perfección con múltiples estilos. En el mundo de la construcción se usan sobre todo para el pavimento de suelos, el revestimiento de fachadas y todo tipo de muros, ya que además de una gran dureza poseen propiedades aislantes que son muy apreciadas. Otra de sus grandes ventajas es la gran variedad de colores a elegir, como rosas, rojos marrones o tonos cremas.

Se trata de un material perfecto para exteriores y espacios especialmente húmedos. Sus coloridas vetas ofrecen una enorme variedad de composiciones ornamentales, con tonos marrones que simulan la apariencia de madera y que combinan genial con los estilos más modernos. Las areniscas destacan por su resistencia a la amplitud térmica, por lo que también se usan con frecuencia en cocinas y la fabricación de chimeneas.

Acabados de la arenisca

Las areniscas se encuentran con distintos acabados, como por ejemplo el flameado, pulido, apomazado, abujardado, serrado natural, envejecido o el arenado. La textura depende de la terminación de los perfiles, que se pueden cortar a mano con ayuda de un cincel, con sierra, a máquina o dejando su relieve natural.

Esta piedra natural posee una enorme durabilidad y resistencia que se puede aumentar aún más con unos pequeños cuidados. Para ello tan solo es necesario limpiar la superficie con agua, sin usar ningún producto abrasivo que pueda dañar la roca. Una forma segura y sencilla de prolongar su vida útil.

Por todo esto, la arenisca es una piedra natural que ofrece resultados inmejorables en todo tipos de construcciones, proporcionando una belleza original y cálida en todo tipo de entornos.

Edificios famosos de arenisca

La Casa Blanca

Para que te hagas una idea de la importancia y calidad de esta piedra natural, la Casa Blanca de los Estados Unidos, uno de los edificios más emblemáticos que existen, está construida con arenisca. La construcción finalizó en 1800 y en la actualidad es la residencia del presidente norteamericano. Fue diseñada por el arquitecto irlandés James Hoban y su color blanco es producto de una arenisca de tono pálido, que se ha mantenido impoluta por más de 200 años.

Angkor Wat

Si viajamos atrás en el tiempo también podemos encontrar monumentos erigidos con esta piedra, como es el caso del famoso templo de Angkor Wat en Camboya, uno de los enclaves religiosos más impresionantes que existen y que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Fue construido en el siglo XII de nuestra era con areniscas de distintas tonalidades, que van desde el rojo o el verde hasta el marrón o el amarillo.