Pizarra: la piedra natural con acabados más homogéneos

En la entrada de hoy vamos a hablar de la que posiblemente sea la piedra natural que proporciona unos acabados más homogéneos. Se trata de la pizarra, una roca formada a partir de la compactación de arcillas, comentaremos sus principales características y enumeraremos las ventajas que poseen desde el punto de vista arquitectónico y ornamental.

Consigue los acabados más resistentes y homogéneos

Como hemos comentado, la pizarra está compuesta por la formación de terrenos arcillosos y su origen metamórfico es el responsable de su aspecto tan homogéneo. Otras de sus peculiaridades más atractivas es la facilidad con la que se exfolia, de hecho, la pizarra ha sido tradicionalmente cortada en lajas y empleada a modo de cubierta. Esto confiere no solo una mejora estética, sino que aumenta su impermeabilidad, resistencia, durabilidad y mejora el aislamiento térmico.

Las principales canteras de pizarra natural

Las principales canteras de pizarra natural se encuentran en España, con importantes zonas de producción en El Bierzo, León, Valdeorras, Zamora, Segovia o Badajoz.  A nivel internacional destacan otros centros como Portugal, Italia, Alemania, Brasil o Reino Unido.

¿Para qué se utiliza la pizarra?

La piedra de pizarra se emplea fundamentalmente a modo de revestimiento, tanto de interior como de exterior. También se usa como pavimento de cualquier superficie, sobre todo a la hora de delimitar piscinas, chimeneas o encimeras de cocina. Sin embargo, su uso más relevante lo encontramos en las fachadas que necesitan ventilación, gracias a las propiedades naturales de esta piedra que actúan a modo de aislante frente a los cambios bruscos de temperatura.

Hoy en día existen estándares de eficiencia energética que obligan a los constructores a dotar a sus edificios de un aislamiento térmico más eficaz. En este sentido, en lugar de usar materiales artificiales muy caros se está poniendo de moda la utilización de la pizarra, un aislante excepcional que encaja sin problemas con cualquier estilo arquitectónico. De hecho, su facilidad de exfoliación y sus lascas planas agilizan en gran medida la ejecución de una obra.

La solución más sostenible

Por si todo esto fuera poco, un estudio reciente llevado a cabo por la Asociación Galega de Pizarristas afirma que la pizarra natural es el material para cubiertas más sostenible y respetuoso con el medio ambiente que existe, debido a su escasa transformación y casi inexistente mantenimiento.

La elegancia se viste de negro

Es muy popular la conocida como arquitectura negra, que actualmente supone un reclamo turístico para muchas poblaciones. Está compuesta por casas tradicionales con gruesas paredes de piedra recubiertas por pizarra natural, algunas con más de 100 años a sus espaldas y que han permanecido prácticamente inalterables al paso del tiempo.

Estos tonos oscuros tan característicos, que en ocasiones varían entre los grises y los negros, dan a esta piedra natural un aspecto único con matices increíbles. En este sentido, la presencia de otros minerales como el cuarzo o la moscovita posibilitan tonos que alcanzan los verdes y rojos, provocando contrastes visualmente muy atractivos. Debido a esto, la pizarra es muy valorada como elemento decorativo, con unos acabados satinados y opacos que encajan a la perfección con cubiertas y pavimentos de todo tipo.

Aquí te dejamos un artículo muy interesante con ideas de decoración con piedra natural.