Tendencias vanguardistas con la piedra natural

La piedra natural es la elección perfecta para dotar a tu casa de una elegancia sin igual. Sin embargo, casi siempre se asocia a un tipo de decoración clásica o tradicional que puede echar para atrás a aquellas personas que buscan algo distinto. En la entrada de hoy os vamos a mostrar que esto no es cierto, ya que las últimas tendencias decorativas y arquitectónicas están utilizando la piedra natural para crear espacios totalmente vanguardistas y contemporáneos. Sin necesidad de emplear cemento, cristal y materiales metálicos o bien integrándose a la perfección con ellos.

Columnas de piedra

Una de las principales opciones que tenemos con la piedra natural es la creación de columnas y columnatas sumamente elegantes, que contrastan con otros materiales que pueden ser empleados para las paredes o suelos. Las columnas pueden decorar el interior o el exterior de tu hogar, integrándose a la perfección con tu vivienda y proporcionándole una bella sensación de continuidad. Así que ya sabes, si estás buscando incluir la piedra natural sin que llegue a ser el elemento predominante, ésta es una de las mejores opciones que tienes.

Fachadas de piedra parciales

Las fachadas no tienen por qué estar compuestas al 100% de piedra natural. De hecho, ese concepto de todo o nada hace tiempo que está en desuso en el mundo de la decoración. Una de las opciones más habituales para dar un toque modernista a nuestras paredes es limitar la piedra natural a una de ellas, normalmente la central, que estará rodeada de fachadas construidas con metal, cemento o cristal.

Diferencia entre los pisos

Si tu vivienda tiene dos o más pisos puedes jugar con la decoración en cada nivel. Esto nos da infinitas oportunidades de mostrar nuestro lado más creativo. Por ejemplo, puedes disfrutar con los contrastes, utilizando piedra natural para los revestimientos de uno de los pisos y cristal o metal para el resto. Esto provoca una ruptura de los elementos clásicos para convertirlos en una vertiente ecléctica, original y vanguardista.

La piedra natural posee distintos colores y acabados, con texturas y tonalidades que siguen esquemas geométricos y que pueden dar mucho de sí. Podemos elegir diseños personalizados con una inversión muy pequeña y con un poco de paciencia encontrar aquellos revestimientos o suelos que encajan a la perfección con nuestras ideas.

Juega con los complementos

Antes hemos hablado de las columnas como opción para aquellos que no desean recubrir las paredes o los suelos con piedra natural. Existen muchos otros complementos, como por ejemplo las escaleras o los caminos de jardín que también son perfectos para darle ese toque de contraste. En ocasiones incluso se puede decorar la fachada del garaje o entrada de la casa, para así diferenciarla del resto y proporcionar mayor dinamismo y naturalidad al conjunto.

También podemos apostar por las paredes exentas, un concepto totalmente minimalista y contemporáneo. Estos elementos sirven para separar espacios tanto de interior como de exterior y están integrados en la propia decoración en lugar de pasar desapercibidos. De esta forma, destacan sin ahogar el resto de estructuras y aportan calidez y originalidad.