Ventajas de las fachadas de piedra natural

Si tienes en mente reformar tu hogar existen muchas decisiones que tendrás que meditar con cuidado. La mayoría de ellas atañen a aspectos del interior de la casa y en ocasiones nos olvidamos de un aspecto esencial: las fachadas exteriores, que son tan importantes como las interiores y merecen toda nuestra atención. Por este motivo, en la entrada de hoy vamos a ver las enormes ventajas con las que cuenta la piedra natural, la elección perfecta para todo tipo de estilos decorativos.

¿Por qué elegir piedra natural?

Las fachadas de piedra natural son un elemento clásico dentro de la arquitectura actual, capaces de transmitir elegancia, calidez y sofisticación a partes iguales. Si la primera impresión es la que cuenta, el exterior de tu hogar es tu carta de presentación. En este sentido, un revestimiento exterior de mármol, granito, arenisca o pizarra encaja a la perfección en estilos decorativos tradicionales o vanguardistas y poseen una serie de características que los convierten en la opción ideal para esta tarea.

Infinidad de diseños

Aunque existen muchos materiales alternativos, pocos poseen la variedad de diseños de la piedra natural. Pensemos por ejemplo en el metal, cristal o el cemento. Se trata de elementos que otorgarán a tu espacio  de un aspecto moderno, funcional y contemporáneo, pero las opciones decorativas que nos brindan son bastante limitadas y requieren en la mayoría de los casos complicadas modificaciones.

Por otro lado, las fachadas de piedra natural nos otorgan una enorme flexibilidad en materia de decoración, con infinidad de tonalidades, texturas y acabados entre los que elegir. De esta forma, los revestimientos se adaptarán sin problemas a nuestros deseos, con patrones únicos que permiten una versatilidad que pocos materiales permiten. Y si algún día queremos realizar un cambio, podremos hacerlo sin necesidad de grandes obras ni dispendios de dinero.

Acabados perfectos a precios muy reducidos

Ya que hablamos de dinero, el precio final del revestimiento de exterior es un factor muy a tener en cuenta, sobre todo si estamos llevando a cabo una reforma general o la construcción de una vivienda. Desde este punto de vista la piedra natural siempre supone un ahorro frente a otras alternativas, ya que son fáciles de manipular y de montar. Si a esto sumamos su abundancia en la naturaleza entendemos el precio tan competitivo que tiene en el mercado.

La piedra natural es una opción más económica sin que esto suponga una merma en la calidad. No solo es un material elegante y bello, sino que posee una resistencia y durabilidad que lo hace excelente para los trabajos más duros, como por ejemplo los suelos de exterior. Otra gran ventaja es que apenas requiere mantenimiento o cuidados, por lo que lucirán sin esfuerzo como el primer día durante mucho tiempo.

Efecto aislante de la piedra natural

Y por último vamos a hablar del efecto aislante de las fachadas de piedra natural, que actúan como barreras térmicas y acústicas, mantenimiento tu hogar fresco en verano y caliente en invierno. De esta forma evitamos gastos en aire acondicionado y calefacción, al mismo tiempo que garantizamos la tranquilidad evitando los ruidos molestos del exterior.